Mi primera vez con Tu Mamá. Irvin Labarrios

Según el Grupo Guardián de Científicos Nucleares faltan cinco minutos para que la humanidad llegue a su fin, si consideramos que la presencia de la especie humana en la Tierra acumula apenas 11 horas 55 minutos en la historia del planeta.

Somos animales sin conciencia que han decidido su futuro. Lo trágico es que nos hemos llevado entre las patas a otros animales y al reino vegetal y mineral, todos juntos. Pero la Tierra es más sabia y resiliente que la especie Homo sapiens. El planeta seguirá existiendo por otros cinco mil millones de años.

La obra de Irvin Labarrios posee un sentimiento de melancolía y un tratamiento irónico, basado en la paradoja que significa acabar con el medio ambiente, con la belleza de la Naturaleza, expresada en la diversidad de las criaturas que habitan el mundo.

Las pinturas y objetos dejan ver ese proceso apocalíptico aparentemente irrefrenable, en el que se lamenta con hoja de oro lo siniestro, lo aberrante que resulta acabar con el hábitat de otras especies y con la diversidad ecológica: los mares, los desiertos, la tundra y los bosques.

Irvin Labarrios es un artista que se crió y creció en Milpa Alta que junto a Xochimilco son las zonas de la Ciudad de México que cuentan con los últimos reductos de producción agrícola, bosques y mantos acuíferos que sostienen a una población en constante crecimiento. Su ocupación y aprecio por el medio ambiente es la base de su narrativa artística. El trabajo que realiza con la comunidad de Milpa Alta es ejemplo de que el artista no es sólo un bohemio de la cultura, sino un actor que consolida y transmite las experiencias de su comunidad local y la emergencia global que hoy se cierne sobre el mundo.

José Manuel Springer

Galería Tu Mamá
29 mayo 2017